Una antepasada de la novia del príncipe Harry fue criada de la familia real en el siglo XIX

20MINUTOS.ES

  • La tatarabuela segunda de la actriz estadounidense Meghan Markle figura como empleada en el castillo de Windsor en 1856.
  • Mary Bird, que así se llamaba, emigró después a Canadá y luego a Estados Unidos.

Meghan Markle

La novia del príncipe Harry de Inglaterra, la actriz estadounidense Meghan Markle, tiene en su árbol genealógico a una persona relacionada con la familia real británica… aunque quizá no como a la reina Isabel II le gustaría para su nieta política.

La prensa inglesa revela que una tatarabuela segunda de Meghan Markle, una mujer llamada Mary Bird, figura como parte del personal de servicio del castillo de Windsor, una de las residencias oficiales de la reina Victoria, en el año 1856.

Esta mujer se casó con un soldado, con el que tuvo tres hijas (una de ellas, la tatarabuela de Markle, también llamada Mary). Cuando quedó viuda, se trasladó con sus hijas a Canadá primero y luego a Estados Unidos, donde Meghan Markle nació (en concreto, en Los Ángeles), el 4 de agosto de 1981, tres años y un mes antes que su novio.

Agregar Comentario