Toño Sanchís, exrepresentante de Belén Esteban: “Confundí trabajo con amistad y me equivoqué”

20MINUTOS.ES

  • Toño Sanchís saltó a la fama por ser el representante de Belén Esteban, con la que mantiene un litigio por lo que él define como “un tema administrativo”.
  • Ha hecho las maletas pues podría entrar de nuevo en ‘Gran Hermano VIP’ y ya tiene clara su estrategia: unirse a uno de los grupos enfrentados.
  • BLOG: Toda la actualidad de ‘Gran Hermano’ en clave de humor.

Toño Sanchís

Toño Sanchís saltó a la fama por ser el representante de Belén Esteban, con la que actualmente mantiene un litigio por lo que él define como “un tema administrativo” y por el que su exrepresentada le reclama cantidades que según su versión no percibió. Hace pocas semanas salió expulsado de la casa de Gran Hermano VIP (Telecinco, jueves a las 22.00 h) y ahora podría volver a entrar gracias a “la repesca” del concurso.

¿Cuáles son sus planes las próximas horas?
Ahora mismo termino de hacer dos maletas, espero a que me recoja el equipo de producción y la verdad es que no sé a dónde voy, ojalá acabara directamente entrando en la casa de Gran Hermano VIP.

¿Si vuelve a entrar cuál será su estrategia?
Entraré con una única misión. Bueno, tengo opción a y b. Si Alejandro se queda, la misión es estar al lado de él, conquistar la pista de baile con él, y se acabó el reggaeton, que vuelvan los 80 y 90, porque eso significará que hemos conquistado la casa.

¿Y si Alejandro no está?
Les voy a dar a entender al resto que se han portado muy mal con mi amigo, le han aislado, le han hecho sufrir, pasarlo mal, y aquí estoy yo para ayudarle. Si le echan es un movidón, pero estoy preparado: es tomar la misma actitud que Alejandro, ir uno a uno a por ellos. Pero he visto que hay mucha división en la casa y falta poco para que explote. Daniela y Alison están a punto de montar un dos de mayo. Alison no es la misma que yo dejé, la veo radicalizada totalmente. Si la casa se divide tomaré una decisión estratégica, o con la parte de Alison o la de Daniela, aunque quizá me una a Alison, porque es mucho más manejable y Daniela es más rebuscada, piensa de primeras que todo es contra ella.

¿Ya no piensa entonces que puedas ganar?
Sí, sí, pero hay que coger una estrategia, ir paso a paso, ver como me introduzco en ellos. Voy a intentar controlar a Electra a mi manera. Aunque ha hecho muchas cosas mal a mi me encanta el rollo polígono.

¿Cree que sigues teniendo la desventaja de tener en contra las fans de Belén Esteban, que quieran echarte o crees que no pesará tanto esta vez?
Creo que no pesarán tanto. Pido a la gente que deje de lado ese tema y luchemos por un buen reality y una buena diversión. Tenemos un mes para jugar y poner patas arriba esa casa. Tenemos que dejar de lado el tema de Navidad [así llama Toño Sanchís a Belén Esteban] y vivir esa experiencia. Le pido a la gente que no esté de acuerdo conmigo que me apoye y me juzgue al final.

¿Cómo está por cierto el tema del juicio?
Pendiente de fecha. Del tema de los juicios no hablo nada pero puedo decirte que entro a la casa tranquilo y con las cosas estando bien. Mi familia está feliz y contenta.

¿Laboralmente como le ha afectado todo este asunto?
Desde un programa de televisión tergiversaron información sobre mí en favor de esa persona y en mi contra, pidiendo que la gente dejase de venir a mi oficina. Hay gente que se fue y luego me pidieron perdón, otros no. No tengo relación con el mundo Sálvame, con los colaboradores y esa gente. Pero tengo otras líneas de trabajo más explotadas que antes y en ese sentido estoy muy contento. Me ha bajado mucho el trabajo con Sálvame pero he abierto otras líneas y estoy muy contento. Me considero un privilegiado.

¿Esto demuestra que en la tele nunca se es del todo amigo o enemigo?
Mira, yo confundí trabajo con amistad y me equivoqué, y cuando se mezclan los intereses de cada uno se pierde la amistad. Me da pena porque pensaba que tenía grandes amigos y ha sido que no. Conservo algunos que espero para toda la vida, aunque ya no pongo la mano en el fuego por nadie.

Me refería a su problema con Belén Esteban, o a los años de Aída Nízar sin ir a la tele…
Al final lo que predomina es el dato, las audiencias. La televisión es un negocio y si una persona puede sumar un buen dato se contará con ella.

Agregar Comentario