Sancionado sin publicidad un programa de televisión francés por humillación y sexismo

EFE

  • Se ha impuesto una sanción de tres semanas sin poder emitir publicidad al programa ‘Touche pas à mon poste’, del polémico presentador Cyril Hanouna.
  • No podrán emitir publicidad ni durante el programa, ni 15 minutos antes de su inicio ni 15 minutos después de su finalización durante tres semanas de junio.
  • Además, la autoridad audiovisual ha abierto un procedimiento sancionador a Hanouna por una broma a la que se ha reprochado su carácter homófobo.

Cyril Hanouna

El Consejo Superior del Audiovisual (CSA) anunció anoche una sanción de tres semanas sin poder emitir publicidad para un programa humorístico del canal de televisión C8 por contenidos humillantes y sexistas de dos escenas de noviembre y diciembre del pasado año.

En un comunicado, el CSA -organismo de control y regulación del sector- precisó que prohíbe a C8 la divulgación de anuncios durante el programa Touche pas à mon poste del polémico presentador Cyril Hanouna, pero también 15 minutos antes de su inicio y 15 minutos después de su finalización durante tres semanas este mes de junio.

Además, recordó que había “multiplicado en vano las advertencias a Touche pas à mon poste para que sin dilación pusiera todos los medios que garanticen el respeto de las reglas (…) que son la contrapartida de la frecuencia que se le atribuyó gratuitamente”.

La sanción más grave, de dos semanas, tiene que ver con una escena divulgada el 7 de diciembre en la que una de las presentadoras tenía los ojos cerrados y Hanouna le dirigía una mano sobre su propio cuerpo mientras le preguntaba sobre qué parte la ponía, en un recorrido que acabó en el sexo.

A juicio del CSA eso infringía las obligaciones del canal de “luchar contra los estereotipos, los prejuicios sexistas, las imágenes degradantes y la violencia contra las mujeres, en particular en emisiones con un impacto importante sobre el público joven”.

La segunda se refiere a una secuencia emitida el 3 de noviembre, en la que se insta a uno de los periodistas del programa “presentado como testigo de una agresión mortal cometida” por Hanouna, a acusarse del crimen. No fue “informado de la manipulación” hasta el día siguiente, lo que “le colocó en una situación de desesperanza y de vulnerabilidad manifiesta”, según el relato del CSA, que acusó a C8 de humillación.

Además la autoridad audiovisual ha abierto un procedimiento sancionador a Hanouna por una broma organizada en su emisión a finales de mayo, a la que se ha reprochado su carácter homófobo.

Agregar Comentario