Michael J. Fox dice que a menudo “no puede dejar de reírse” de sus síntomas de Parkinson

20MINUTOS.ES

  • Michael J. Fox ha hablado sobre los problemas cotidianos a los que se enfrenta.
  • Asegura que tan solo tomar el café por la mañana es una aventura.
  • Dice que él y su mujer no se dejan aplastar por los problemas.

Michael J. Fox

El actor Michael J. Fox ha estado viviendo con la enfermedad del Parkinson durante décadas, pero siempre ha mantenido un gran sentido del humor al respecto. En una entrevista para la edición de abril / mayo de la revista AARP, habló sobre cómo la condición lo hace reír.

“La verdad es que en la mayoría de los días, llega un punto en el que literalmente no puedo dejar de reírme de mis propios síntomas”, asegura.

Incluso las tareas mundanas que le dan un poco de problemas son suficientes para entretener al actor, de 55 años, que hizo público su diagnóstico en 1998. Por ejemplo, Fox habla divertido sobre las aventuras que conllevan, para él y para su esposa, tomar café por la mañana.

“Me sirvo una taza… un pequeño problema ahí”, cuenta el actor. “Entonces pongo las dos manos alrededor de la taza. Ella está observando. —¿Puedo ayudarte con eso, cariño? —¡No, lo tengo! Entonces empiezo la caminata a través de la cocina. Empieza mal, y luego empeora, café caliente me cae en las manos y al suelo”, relata.

Sin embargo, Michael J. Fox asegura que ni él ni su esposa, Tracy Pollan, de casi 30 años, se vienen abajo por estos problemas.

“Pero lo que hace que sea divertido para mí es cuando pienso que alguien más está viendo todo esto y pensando: ‘El pobre Michael no puede ni siquiera tomar el café, ¡es tan triste!'”, cuenta.

El actor asegura que también tuvo que aprender a lidiar con la percepción pública de lo “triste” que es su condición. “Uno se preocupa por la condición, y se preocupa también por la percepción de la gente de la condición”, dice Fox.

Agregar Comentario