Melania Trump recibirá una “suma sustancial” del bloguero al que demandó por sugerir que fue ‘escort’

20MINUTOS.ES

  • Además ha demandado por el mismo asunto al ‘Daily Mail’ por 150 millones de euros.
  • Los abogados de la primera dama de Estados Unidos denuncian que esas afirmaciones han dañado la posibilidad de beneficiarse de su imagen.

Melania Trump

El bloguero Webster Tarpley pagará a la primera dama de EE UU, Melania Trump, “una suma sustancial” por haber escrito, sin pruebas, que fue “escort” (dama de compañía) en un artículo el pasado mes de agosto.

Ese es el acuerdo judicial alcanzado por las partes después de que la exmodelo denunciara al bloguero por difamación, según un comunicado publicado este martes por los abogados de Trump, que no han precisado el monto a pagar.

Tarpley escribió en agosto pasado un artículo en su blog en el que se hacía eco de rumores, sin pruebas, sobre que Melania Trump había trabajado como chica de compañía en la década de 1990.

“Publiqué un artículo el 2 de agosto de 2016 sobre Melania Trump que estaba repleto de afirmaciones falsas y difamatorias sobre ella”, admite Tarpley en un comunicado divulgado por los abogados de la primera dama.

“No tenía una base de hechos legítima para hacer esas afirmaciones falsas y me retracto de ellas. Soy consciente de que fueron muy dañinos e hirientes para la señora Trump y su familia, y por consiguiente le pido perdón a ella, a su hijo, a su marido y a sus padres por haber hecho estas afirmaciones falsas”, añade.

Contra el ‘Daily Mail’

Melania Trump puso en septiembre una demanda contra el bloguero y otra contra el tabloide británico The Daily Mail por publicar acusaciones similares de que trabajó como chica de compañía.

Precisamente este martes se supo que la primera dama reclama 150 millones de dólares (141 millones de euros) al tabloide con el argumento de que su artículo hizo que su “marca haya perdido un valor significativo”.

Los abogados calculan que la primera dama ha perdido “millones de dólares” en oportunidades de negocio debido al daño que causó el diario a su imagen.

La primera dama llegó a Estados Unidos en la década de 1990 para trabajar como modelo y en 2005 se casó con el magnate inmobiliario en Palm Beach (Florida).

Agregar Comentario