Madonna anima el debate electoral por la alcaldía de Lisboa

EFE

  • La estrella está buscando casa en Lisboa para mudarse a la ciudad.
  • Los candidatos a la alcaldía de Portugal la citaron en muchas ocasiones durante el debate televisivo del miércoles.
  • “Estuvieron presentes tres candidatos, dos candidatas… y Madonna”, bromeó el moderador en la despedida.

Madonna

El traslado de Madonna a Lisboa se ha colado en el debate de los candidatos a la Alcaldía en las elecciones del próximo octubre, que ven en la llegada de la cantante pop un símbolo de la proyección internacional de la capital portuguesa y de sus retos.

El debate celebrado en la noche del miércoles entre los cinco candidatos a la Alcaldía de Lisboa ha sorprendido por las continuas referencias a la artista, quien al parecer está buscando casa en la ciudad.

Los aspirantes a alcalde la han recordado al hablar de los retos del transporte (“Madonna no viene a vivir a Lisboa para pasar una hora dentro del coche para llevar a los hijos al colegio”, dijo uno), y también para abordar el incremento del precio del alquiler de vivienda, un problema acuciante para muchos lisboetas.

“Tenemos que corregir los problemas para las personas y no para Madonna”, replicó la candidata de los socialdemócratas del PSD, Teresa Leal Coelho, quien recordó que el ciudadano medio no tiene el mismo presupuesto que la estrella para buscar casa.

Cinco candidatos y una estrella

Tan frecuentes fueron las referencias a la estrella estadounidense que el moderador cerró el debate, el primero televisado de la campaña, recordando a la audiencia que “estuvieron presentes tres candidatos, dos candidatas… y Madonna”.

Con este hilo conductor, el actual regidor, el socialista Fernando Medina, se enfrentó a las críticas a su gestión emitidas por la socialdemócrata Leal Coelho y por Assunção Cristas, del CDS, el partido más a la derecha del Parlamento. También cuestionaron su labor el marxista Ricardo Robles y João Ferreira, de la coalición de comunistas y verdes.

El principal tema sobre la mesa, especialmente acuciante para los residentes de Lisboa, fue el coste de los alquileres, que superan los 1.000 euros en muchos barrios cuando el salario mínimo de Portugal se sitúa en 557 euros mensuales.

También fue abordada la mejora de los transportes públicos y la posibilidad de crear más estaciones de metro, así como el incremento del turismo que Lisboa ha experimentado en los últimos años.

Las elecciones municipales de Portugal se celebrarán el próximo 1 de octubre, día en que alrededor de 9,5 millones de portugueses elegirán a 308 alcaldes y la composición de las asambleas municipales.





Agregar Comentario