Jon Sistiaga pone a la sociedad frente al espejo de su machismo en ‘Tabú’

EFE

  • El programa abordará el machismo en la sociedad española desde diferentes puntos: el uso sexista del lenguaje, los micromachismos y la violencia de género.
  • El periodista Sistiaga entrevistará en su documental a víctimas de la violencia machista y con los agresores.
  • La 3ª temporada de ‘Tabú’ se emite este miércoles 22 a las 22.00 horas en #0 de Movistar +.

Jon Sistiaga

Tabú es un programa que “incomoda” y “llama a la reflexión” con sus temas, desde los abusos sexuales a menores a la maldad en su máxima expresión, y volverá a hacerlo en su cuarta temporada, en la que abordará el machismo y entrevistará a víctimas de la violencia de género y a sus verdugos.

Así lo explica su responsable, Jon Sistiaga, Premio Ortega y Gasset de Periodismo 2003, en una entrevista en la que asegura que esta nueva entrega de cuatro episodios, que arranca el miércoles a las 22.00 horas en #0 de Movistar+, hace “una radiografía que no pretende ser exhaustiva de la sociedad, porque el machismo es infinito, inabarcable en su indecencia”, pero sí funciona como “un espejo” y aporta “muchos puntos de vista”.

Algunos corresponden a expertos en la materia, como el exdelegado del Gobierno para la Violencia de Género, Miguel Lorente; el filósofo Luis Castellano o la historiadora María Castrejón, y otros a protagonistas activos y pasivos de la expresión más terrible del machismo.

En el capítulo 3, Supervivientes, Sistiaga (Irún, 1967) recoge el testimonio de víctimas de la cara más violenta del machismo, pero “el más tremebundo” es el cuarto –Algunos hombres malos– en el que “hablan a cara descubierta los maltratadores, todos confesos y algunos que han pasado por la cárcel”.

El machismo desde la raíz

También se abordará el uso sexista del lenguaje en Y Dios creó al Hombre…, en el que se muestra que más de 50 palabras en castellano sirven para llamar “putas” a las mujeres, mientras que sus homónimas en masculino destacan cualidades positivas, como zorro y zorra.

Sobre esa base se analizará el postmachismo, estrategia que usa el machismo para generar confusión y que consiste en afirmar que ya se ha alcanzado la igualdad.

El machismo inducido desde la educación, su repunte en la juventud -“según un reciente estudio uno de cada cuatro españoles de entre 16 y 29 años ve normal la violencia en pareja, algo estamos haciendo mal”, alerta el periodista- o el porno en internet utilizado por jóvenes como “escuela sexual” cuyos métodos aplican después en sus relaciones son otros de los asuntos que se abordarán en Tabú, que el año pasado recibió un Premio Ondas.

Son las expresiones más palpables de una conducta que también se expresa en “micromachismos”, “como cuando una pareja pide en un bar un refresco y una cerveza y le dan la caña al chico o le devuelven a él las vueltas aunque haya pagado ella”.

“Hay muchas cosas que cambiar, pero algunas cuestan muy poco”, dice Sistiaga de este tipo de comportamientos, más extendidos en la sociedad española de lo que se pueda pensar, aunque a él no le ha sorprendido.

Tabú es un programa de autor y saca a la luz cosas sobre las que yo reflexiono desde hace tiempo“, dice quien en próximas entregas le gustaría tratar las drogas “porque la lucha contra ellas no funciona”, y ETA, “que sigue siendo tabú”.

Un espacio de análisis en profundidad

El espacio, asegura “es un lujo para un periodista porque te permite atacar un tema desde todas las aristas y, como su nombre indica, busca enfrentarnos a nuestros miedos; no es para divertir, es para reflexionar e incomodar y que el espectador se sienta interpelado“.

Por eso sospecha que “a lo mejor sólo tiene cabida en #0, porque las generalistas tienen miedo de incomodar al espectador y viven de la audiencia“, si bien por sus “códigos cinematográficos” podría emitirse en ellas “al igual que una película de Tarantino, equiparable a nuestra serie sobre la maldad, o Mar adentro, equivalente al que hicimos de la muerte”.

Al abordar el machismo en la sociedad española, Sistiaga cree que acabará la sensación de “inatacable” de Tabú. “En tres series no ha tenido ningún troll, pero con éste tendremos muchos, nos atacarán desde todas las partes y como periodista estaré encantado de crear controversia otra vez y generar debate”.

Agregar Comentario