Hijos de famosos les sacan los colores a sus padres en ‘Jugando con las estrellas’

EFE

  • El concurso ‘Jugando con las estrellas’ pone a prueba cuánto se conocen padres e hijos, con la particularidad de que los progenitores son personajes famosos.
  • El presentador, Jaime Cantizano asegura que es muy divertido.
  • La pareja que obtenga más puntos ganará 11.000 euros que donarán a una ONG.

'Jugando con las estrellas'

Colorados de la vergüenza. Así aseguran terminar Pablo Carbonell, José Mercé, Lolita Flores o Cayetana Guillén-Cuervo después de pasar por Jugando con las estrellas, un concurso en el que sus hijos o niños de sus familias desvelarán secretos de su vida cotidiana.

¿Ronca El Sevilla cuando duerme la siesta? ¿Es muy desordenado Carbonell? ¿Echa la culpa a otros Cayetana cuando se equivoca en una frase del guion? Sus hijos se encargarán de decir la verdad a los espectadores de La 1 a partir de este sábado a las 22:05 horas.

El concurso pone a prueba cuánto se conocen padres e hijos, con la particularidad de que los progenitores son populares para el público, como el torero Óscar Higares, la cocinera Samantha Vallejo-Nágera, la modelo Esther Arroyo, el futbolista Joaquín Sánchez o el atleta Chema Martínez.

“Los espectadores van a acercarse más al famoso”, ha dicho hoy el presentador de Jugando con las estrellas, Jaime Cantizano, quien ha destacado que en este programa, producido por RTVE en colaboración con DLO Producciones, “hay mucha verdad porque los niños actúan con naturalidad” y sus respuestas, además de sonrojar a sus progenitores, provocarán carcajadas “desde el primer minuto al último”.

En la primera fase del concurso, los padres tendrán que adivinar qué han contestado sus hijos a preguntas indiscretas como “¿cuánto dinero crees que tiene tu madre?” o “¿de qué parte del cuerpo está orgulloso tu padre?” y cómo reaccionan ante situaciones insólitas como pompas de jabón que aparentan convertirse en vidrio. Después los niños tendrán que describir a un personaje familiar o un concepto relacionado con su padre o madre para que lo acierten.

Por último, padres e hijos jugarán juntos para conocer su empatía. La pareja que obtenga más puntos ganará 11.000 euros que el adulto donará a una ONG, mientras que las otras dos clasificadas recibirán mil euros con el mismo fin solidario.

“Le he sacado los colores a mi padre, y eso que alguna cosa me he callado”, comentaba divertida Martina, hija de Óscar Higares, quien ha compensado a su padre diciendo que es “muy alegre y divertido” y le “motiva mucho para hacer cosas”.

“Mi hija Daniela sólo ha contado cosas malas de su padre, pero ¿alguna cosa buena habré hecho, no? Desde el programa no uso maquillaje, tengo el rojo permanente”, ha bromeado en la rueda de prensa de presentación del espacio Chema Martínez. “Es un formato que apuesta por la comunicación entre padres e hijos que se puede reproducir en casa”, apuntaba a su vez Pablo Carbonell.

El programa busca congregar a toda la familia el sábado por la noche, “con humor blanco y muy positivo”, según Cayetana Guillén-Cuervo.

Un primer reclamo familiar al que seguirá otro programa de estreno, El árbol de los deseos, en el que el actor Edu Soto materializará los que niños de Primaria tienen para sus seres más queridos.





Agregar Comentario