Encuentran emails sobre la peligrosidad del Porsche en el que murió Paul Walker

20MINUTOS.ES

  • Los abogados de la hija del actor, que ha demandado a Porsche, encontraron emails sobre la alta tasa de accidentes ocurridos con los Porsche Carrera GT.
  • El fabricante ya declaró que “las autoridades establecieron que este trágico accidente se produjo por conducción temeraria y una velocidad excesiva”.

Coche de Paul Walker

Los abogados de Meadow Rain, la hija del fallecido actor Paul Walker, han encontrado entre la documentación que manejan para preparar el jucio contra la marca de coches de lujo Porsche unos correos electrónicos de empleados de la compañía en los que hablan de la alta siniestralidad del modelo de Porsche en el que falleció el actor, según ha publicado TMZ.

Se trata del Porsche Carrera GT, en el que iba Walker el día que murió al estrellarse con el vehículo, al que su hija culpa del accidente. Entre los mensajes de correo electrónico había uno de 2006, en el que un empleado escribió que unos 200 de los 1.280 Porsche Carrera GTS que se había producido había sido “siniestro total” en los primeros 2 años que se vendieron, entre 2003 y 2006.

Sin embargo, lejos de preocuparle, para el empleado esto supone “una gran noticia para los propietarios restantes” porque al haber menos unidades “aumenta el precio de los GT que quedan”.

En otro correo, otro trabajador se hace eco de una noticia aparecida en prensa sobre un accidente con ese mismo modelo: “Otro que muerde el polvo en un Carrera y que aseguraba que iba a menos de 30 millas por hora (unos 50 km/h) y quedó aplastado contra un poste telefónico. ¡Parecía que iba más de 30 a millas!”.

Paul Walker murió en 2013, cuando perdió el control de su Porsche, que golpeó contra una farola y después con un árbol, para incendiarse después, matando a Walker y a su acompañante, el piloto Roger Rodas. “Cualquier empresa ética hubiera retirado el coche del mercado o, al menos, habría advertido al público sobre sus peligros”, sostienen los abogados de la hija de Walker, que ha demandado a la compañía.

Porsche ya declaró a través de un portavoz que les “entristece cuando cualquier persona sufre daños en un vehículo Porsche, pero creemos que los informes de las autoridades en este caso establecieron claramente que este trágico accidente se produjo por conducción temeraria y una velocidad excesiva”.





Agregar Comentario