El final frustrado de ‘Perdidos’ que no llegó a ver la luz

20MINUTOS.ES

  • El episodio que colocó el broche de oro la ficción de ABC indignó a la mayor parte de la audiencia, tanto, que a día de hoy sigue dando que hablar.
  • Los creadores desecharon la idea original debido al alto coste del presupuesto.  

Perdidos

El final de Perdidos sigue dando que hablar siete años después de aquel capítulo que indignó a una audiencia fiel y entregada. El cierre de la ficción de ABC debía estar a la altura, pero fueron muchas las voces a las que pareció insuficiente para una de las series que más revuelo ha generado en los últimos años. Tanto, que a día de hoy sigue dando que hablar… precisamente por uno de los finales más controvertidos de la televisión reciente.

Este martes, los showrunners Damon Lindelof y Carlton Cuse han desvelado a Entertainment Weekly que la trama de ese episodio no siempre fue como se ejecutó y que la idea inicial era muy diferente. Pero los problemas de presupuesto motivaron un cambio en el guión.

Un volcán de la isla jugaba un papel fundamental en ese final alternativo. Allí, se creaba el icónico Humo Negro. “Siempre buscábamos cómo utilizar cualquier elemento de Hawaii para apoyar la narrativa visual de la serie”, dijeron al mismo medio. “La isla era otro personaje más y siempre buscábamos elementos que le concedieran personalidad”. De ahí, que Carlton Cuse quisiera incluir el volcán en la serie.

Entonces tramaron un plan. El volcán, que se había mantenido inactivo durante todas las temporadas, iba a cobrar relevancia en la sexta temporada. “Se había vuelto inestable y el volcán iba a estallar. Íbamos a tener mucha actividad sísmica que terminaría con una gran pelea entre las fuerzas del bien y del mal representadas como Jack y el Hombre de Negro en medio del magma”.

El alto presupuesto, no obstante, frustró los planes de los showrunners. “Os dejamos terminar la serie, pero no podemos permitir que la cadena quiebre en el proceso“, explica Cuse sobre la respuesta que recibió de la cadena. Esa lucha se terminó escenificando pero, eso sí, sobre unos acantilados y sin volcán de por medio. Y ABC, finalmente, no quebró.

Agregar Comentario