El diamante ‘Estrella Rosa’ se convierte en la joya más cara vendida en una subasta

20MINUTOS.ES/EFE

  • La Estrella Rosa se ha vendido por 71,2 millones de dólares en Hong Kong.
  • El comprador ha sido Chow Tai Fook, que ya adquirió una joya similar en 2010.
  • China alberga el 30 de la cuota mundial del mercado de lujo.

Estrella rosa

Un diamante rosado de 59,6 quilates llamado Estrella Rosa ha alcanzado este martes los 71,2 millones de dólares (66,7 millones de euros) en una subasta de Sotheby’s en Hong Kong, convirtiéndose en la joya más cara nunca antes subastada, según ha anunciado la casa de subastas británica.

Chow Tai Fook Enterprises, un conglomerado de empresas hongkonés con amplia presencia en el sector de la joyería, los hoteles, los casinos y el desarrollo inmobiliario, se ha hecho con la preciada pieza en una puja con otros dos compradores anónimos, realizada por teléfono.

La subasta, que había generado una gran expectación, finalmente no superó los diez minutos. El director internacional de la división de joyas de Sotheby’s, David Bennett, que fue el encargado de dirigir la subasta, la ha calificad de “venta histórica”.

Chow Tai Fook Enterprises ya adquirió en 2010 un diamante de 507 quilates por el que pagó 35,3 millones de dólares (33 millones de euros), con el que estableció un récord por el precio más alto pagado por un diamante en bruto, que ahora ha sido superado con creces con la adquisición del”Estrella Rosa.

El lujo está en China

Esta pieza, el mayor diamante rosa del mundo, fue cortada a partir de una piedra preciosa en bruto de 132,5 quilates extraída en África en 1999 por De Beers, uno de los mayores grupos encargados de la minería y comercio de estas piezas de lujo.

Asia se ha convertido en los últimos años en un punto clave para la venta de piedras preciosas de alto valor, dado que la demanda de diamantes de calidad es cada vez más fuerte.

Dentro de ese continente, China, país con más de un millón de millonarios, ocupa, según algunos estudios, un 30 por ciento de la cuota mundial del mercado de lujo, en el que sigue ocupando el primer lugar pese a las llamadas del régimen comunista a mayor austeridad entre los más privilegiados.

Agregar Comentario