Edu Soto cumple los deseos más generosos de los niños en La 1 con ‘El árbol de los deseos’

EFE

  • En este nuevo espacio los niños piden deseos para personas cercanas a ellos.
  • Una mano biónica para una compañera, reencuentros de familiares, que sus abuelas se sientan reinas o una ayuda con la hipoteca son algunas de las peticiones.

Edu Soto

Hacedor de sueños podría ser la profesión más bonita del mundo y Edu Soto la ejerce en El árbol de los deseos, el nuevo programa de La 1 (sábado a las 23 h) que materializa aquello que los niños piden para sus seres más queridos.

Una mano biónica para una compañera de clase que nació sin dedos, reencuentros de familiares y amigos que llevan años sin abrazarse o que sus abuelas se sientan reinas por un día son algunas de las peticiones que niños de entre 8 y 11 años colgaron en el árbol de los deseos que el actor ha llevado a colegios de Primaria del país con una única condición: que no pidieran para ellos mismos.

“Qué bonito que tal y como está todo, televisión incluida, regales alegría. Hemos regalado muchísima alegría y cariño y se va a transmitir al espectador”, asegura un Edu Soto más que satisfecho con un programa en el que se ha emocionado, sorprendido y reído con las peticiones de los más pequeños.

Porque en El árbol de los deseos, del que TVE y Shine Iberia han producido ocho entregas que se emitirán a partir de este sábado, tras el también nuevo Jugando con las estrellas (22.05), habrá “lágrima de la buena”, la que produce la conmovedora petición de un niño que quiere volver a ver reír a su padre “agobiado por una cosa que se llama hipoteca”, palabra cuyo significado desconoce.

Y la que se derrama de alegría al verlo cumplido: una boda sorpresa para sus padres, el reencuentro de padre e hijo tras siete años sin verse, un abuelo tirándose en paracaídas o una abuela conociendo a sus ídolos del Real Madrid en el Bernabeu.

Sueños que Edu Soto cumplirá con la colaboración de India Martínez, Sweet California, Pitingo, Samantha Vallejo-Nágera, Hombres G, Rafa Sánchez de La Unión, María Parrado o el equipo del Sporting de Gijón, entre otros.

Todo ello aderezado con humor gracias a este “hacedor de sueños” que no había hecho “nada similar” en televisión y a quien este programa le ha permitido a sus 38 años “conectar” con su “niño interior”.

“He tenido que ser muy cómplice de los niños, irme a su mundo de una forma madura“, dice quien agradece a Shine Iberia la oportunidad de demostrar una nueva faceta en un espacio dirigido a toda la familia.

Puestos a desear, lo que Soto colgaría en este mágico árbol es “realizable”: “Traer a un amigo de mi chica que vive en Canadá, que es como un hermano para ella y hace mucho que no se ven, y darle un sorpresón”.





Agregar Comentario