Carlos Sobera: “La gente llora y ríe en ‘The Wall’ como no había visto nunca”

PILAR SALAS / EFE

  • Carlos Sobera estrena este viernes en Telecinco ‘The Wall’.
  • El programa exige una combinación de “conocimiento, destreza y azar”, además de compenetración con la pareja, que genera “muchas emociones”.
  • La fórmula que viene precedida por el éxito en EE UU, donde se estrenó en diciembre y logró una media de 6,2 millones de espectadores para la NBC.

Carlos Sobera

El presentador Carlos Sobera vuelve al formato que le dio la popularidad este viernes en Telecinco con The Wall, una combinación de “conocimiento, destreza y azar” que genera “muchas emociones”: “La gente llora y ríe como no había visto nunca en un concurso”.

Tras la fama lograda con Quién quiere ser millonario y Atrapa un millón, Sobera se pone al frente de una fórmula que viene precedida por el éxito en Estados Unidos, donde se estrenó el pasado diciembre y logró una media de 6,2 millones de espectadores para la NBC, en una primera temporada de diez entregas, a las que sucederán otras veinte.

The Wall pondrá a prueba no sólo los conocimientos de “cultura mundana” de una pareja, sino también su nivel de entendimiento, ya que de ello, y de la trayectoria de unas bolas que bajarán por un gran muro de 12 metros de altura, dependerá que se vayan con el mismo dinero en el bolsillo o siendo millonarios.

Uno de los integrantes jugará en el plató y el otro dentro del muro, insonorizado, deberá responder a preguntas cómo “cuál es la ciudad con más puentes del mundo, quién escribió El Quijote o el último éxito de The Beatles”. “El que está fuera tiene que saber si es un tema que controla o no su acompañante, porque decidirá si la bola se suelta más cerca o más lejos de las cantidades gordas”, explica en una entrevista el presentador vasco.

En este programa los aciertos suman y los fallos restan, aunque “nadie se irá en números rojos”, bromea Sobera, quien resalta que la mezcla de “conocimiento, destreza y puro azar crea muchas emociones”. “Puedes ser millonario o perderlo todo en un segundo, por lo que la gente llora y ríe como no había visto en ningún concurso”.

Finalizada la fase de preguntas, al concursante que no sabe el dinero ganado se le ofrecerá un cheque que puede aceptar o rechazar, lo que genera “un momento final emocionalmente muy bestia cuando los dos compañeros se enfrentan: puede haber frustraciones terribles o alegrías tremendas”.

El tamaño del plató ha obligado a grabar las doce entregas en París, en los Estudios 204. “Lo hicimos en seis días. Fue fantástico porque la máquina estaba muy engrasada, había mucho entendimiento” entre el equipo francés y el de la productora Gestmusic-Endemol Shine Group y Telecinco.

La cadena competirá con Antena 3 y su Ninja Warrior, otro concurso de formato novedoso aunque aquí es la exigencia física la que manda. A Sobera le parece que “todas las competencias son duras y sanas” y que “hay gente para todos los gustos y formatos y, por tanto, sitio para todos”. “Me gustaría triunfar pero no quiero que los demás fracasen”, apunta.

Añade que se ha sentido “igual de cómodo” conduciendo The Wall, creado entre otros por la estrella de la NBA LeBron James, que en First Dates, que en abril cumplió un año de emisión en Cuatro.

“Me siento muy cómodo en lo que es espontáneo, donde no hay guion y los protagonistas son gente normal de la calle. Me da igual que sea charlando sobre cómo les va una cita que jugando para ganar dinero. Me gusta estar con gente de la calle y hablar de tú a tú porque se crean emociones”, asegura.

Aunque confiaba en los buenos resultados de First Dates porque es un formato “bueno, muy auténtico, fresco y diferente a lo que se está haciendo en televisión”, le ha sorprendido que “la gente hable al día siguiente de las citas que ha visto”, un “éxito transversal que es impredecible” y que basa en que “se han normalizado diferentes sexualidades”.

Ahora están grabando la séptima temporada y en septiembre comenzarán con la octava, por lo que el programa de citas amorosas tiene garantizada su continuidad “como mínimo hasta finales de año”, aunque Sobera cree que habrá más entregas porque “tiene una audiencia muy buena que a Cuatro le viene estupendamente” y “las historias no se agotan; este país es muy rico en gente y en historias”.

Agregar Comentario