Bill Cosby se queda sin soplar las velas en su bar favorito de Washington

EFE

  • El actor no ha podido celebrar su 80 cumpleaños en el bar Ben’s Chili Bowl, donde hasta hace meses podía comer gratis de por vida.
  • Icono de la cultura popular desde los 60, el próximo 6 de noviembre volverá a sentarse en el banquillo por presuntos delitos sexuales.
  • MINUTECA: Todas las noticias sobre Bill Cosby

Bill Cosby

Repudiado públicamente, el actor Bill Cosby se ha quedado este miércoles sin poder soplar las velas por su 80 cumpleaños en el restaurante Ben’s Chili Bowl, donde cuadros e imágenes del artista resistieron desde las revueltas por la muerte de Martin Luther King hasta la plaga del crack en los años ochenta.

El popular bar de Washington tuvo, sin embargo, que rendirse ante las voces que le pedían eliminar todo rastro de Cosby, acusado de abusos sexuales por hasta 60 mujeres.

Ben’s Chili Bowl tuvo que borrar su colorido mural exterior, en el que aparecía el rostro del artista, para sustituirlo con otro dibujo, desvelado el mes pasado y protagonizado por el músico Prince, la leyenda del boxeo Mohamed Ali y la popular pareja presidencial de Michelle y Barak Obama.

El expresidente y Cosby eran los únicos que, hasta hace unos meses, gozaban del privilegio de poder comer gratis de por vida los perritos calientes de Ben’s Chili Bowl y su famosa salsa picante.

Ahora, sin embargo, Cosby ya no puede comer gratis. El cartel que estaba colocado detrás de la barra y que le otorgaba ese privilegio ha desaparecido. “Hemos tenido que quitar hasta el cuadro”, dice James, uno de los hombres afroamericanos que trabajan en el restaurante y que prefiere ocultar su apellido.

Icono de la cultura popular

El artista se convirtió en los años 60 en el primer afroamericano en protagonizar una serie dramática, un formato reservado para los blancos y que nada tenía que ver con la música y la comedia, donde Hollywood permitía el ingreso de ciertos talentos de la comunidad negra.

Y se convirtió en un icono de la cultura popular de Estados Unidos. Creó en 1984 La hora de Bill Cosby y puso a su personaje (el doctor Cliff) al frente de la primera familia afroamericana acomodada de la televisión, la primera que, según la revista Time, “simplemente era negra, sin que eso significara nada más”.

El espejismo, sin embargo, se agrietó hasta romperse con las continuas denuncias de abusos sexuales. Cosby se sometió a un juicio el pasado junio, pero el jurado fue incapaz de alcanzar un veredicto y el litigio fue declarado nulo. El próximo 6 de noviembre, el actor tendrá que volver a sentarse en el banquillo para responder a las acusaciones de la canadiense Andrea Constand.

Repudiado por la opinión pública, Cosby ahora no es bienvenido ni en su propio bar.

Agregar Comentario